Concurso de la Gratitud

 

GALERÍA

Mónica Murias “Claridad”

“Amaneceres insoslayables, que con su luz y energía me hicieron vibrar, me fortalecieron, me iluminaron,  y una mágica mañana de agosto tuve la oportunidad de fotografiar, hacia ellos pura gratitud! “

 

Karina Hartenek 

Obra:
En un año con tinte de angustia y desilusión, de enojo y sueños hundidos, llegué a comprender que aquellos cambios que me desestabilizaron por completo, fueron para transformarme, reinventarme y florecer.

Y así, aunque todavía me duela, agradezco el viaje que no fue, porque me permitió seguir cultivando y exprimiendo mis relaciones, sobretodo con mi sobrino. De los regalos y momentos más lindos.

Agradezco por el trabajo que se fue, porque permitió animarme a emprender y abrirle a la puerta a los proyectos que vinieron.

Agradezco todo el enojo, porque me enseñó a abrazarlo y que en el fondo buscaba motivarme para no darme por vencida y hacerme valer. A darle pelea a este año.

Agradezco el tiempo en casa, por las cosas que ya no tenía excusa de no hacer, a seguirme capacitando en lo que me gusta y crecer profesionalmente en la fotografía.

Agradezco todas estas cosas que me permitieron crecer y así hoy empezar a florecer.

Cada flor representa cada desafío superado, cada libro leído, cada curso terminado, cada cliente nuevo, cada miedo vencido, cada foto tomada, cada receta aprendida, cada semilla plantada, cada verdura cosechada, cada cosa nueva integrada, cada craft relucido.

Así que de este año me despido sin mis grandes sueños cumplidos, pero si con un montón chiquitos. Y me voy siendo una Kari florecida, emprendedora, y más resiliente.